Artículos,  Levante-emv,  Personas

La revolución de Lidia Falcón

La Universitat d’ Estiu de Gandia culminó su programación  anual con el seminario «Política y Feminismo», impartido por Lidia Falcón. La organización corría a cargo de la incombustible Amparo Mañés, directora de la Unitat d’ Igualtat de la Universitat de València. La asistencia de más de cien matriculadas convirtió el encuentro en el más multitudinario de toda la edición, además de esperado e inquietante por lo que supone recibir a una maestra en la historia del pensamiento feminista. La trayectoria vital de Lidia Falcón la convierte en un referente intelectual, activista y político. No sólo como fundadora y presidenta del Partido Feminista de España, que ya es mucho. Su incesante lucha contra las desigualdades y la defensa de los derechos de las mujeres ha sido reconocida por el Senado de Puerto Rico y con el Honoris Causa por la Universidad de Wooster (Ohio).

«lo que hace falta es revolución, no educación»

Lidia Falcón

La sesión de tres horas permitió resetear el pesimismo, el pensamiento mágico y las ensoñaciones de las personas asistentes. Falcón agita las conciencias adormiladas y estimula las neuronas con su discurso revolucionario, contundente y cargado de argumentos, datos contrastados, sin edulcorantes ni realidades confitadas escupidas por los mass media y el Poder. Por eso reivindicó la ineludible y urgente tarea de «organizarse para cambiar la sociedad». Ni el lamento, ni la queja, ni plañir  conducen a nada. Tampoco la educación, asunto interpelado por varias asistentes. Y es que, como bien dijo la maestra Falcón, «lo que hace falta es revolución, no educación». Una afirmación propia de alguien que durante más de ocho décadas ha escuchado el mantra de la educación. Pero las generaciones pasan y el mundo se corrompe, de ahí que la educación, aunque necesaria e importante, nunca sea el camino hacia un nuevo orden mundial libre del capitalismo y el patriarcado.

 

La autora de La razón feminista (Vindicación Feminista) reivindicó a las maestras y maestros de La República: «Ni la escuela, ni la enseñanza media, ni la universidad, se han portado como se tenían que portar. Recuerdo con cariño lo que fueron las maestras y maestros de La República. Cuando me hablan de becas, de créditos y de Erasmus, recuerdo aquellas mujeres y hombres que dedicaron su vida a intentar sacar al pueblo español de la más absoluta ignorancia y de la superstición más horrorosa. Hace falta enseñar la lucha de quienes queríamos cambiar el mundo en La República. Y esto ha faltado en la educación. Hace falta pasión y deseo para enseñar a pensar a la gente. También se milita en la enseñanza». Palabras estas que despertaron una ovación entre la multitud, deseosa de un discurso apasionado, práctico, real y activista como el de Lidia Falcón.

 

Sé que simplifico injustamente las enseñanzas de «la feminista»:  aunque haya diversas escuelas feministas, su biografía la convierte hoy en la pionera del movimiento social y político. Hago mía su reivindicación: si la derecha gana las elecciones del 2019 será nuestra culpa; urge una pedagogía del voto, organizarse y dejar lamentaciones de café. La mirada de la maestra Lidia Falcón es panorámica como la de un águila, capaz de otear la realidad desde una vida difícil en la que, más que la queja, sólo cabe la revolución y la confianza en derrotar al fascismo y el capitalismo.

Comparte el artículo:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter