• Levante-emv,  Opinión,  Personas

    Carmen: alegría y feminismo

    En los últimos días recibe infinitos homenajes de diversas maneras, personas, asociaciones y lugares. Su nombre ocupa ya salas, espacios, museos y a buen seguro que bautizarán alguna avenida o plaza tan hermosa como ella. Esta misma semana la recuerdan en el Teatro Real de Madrid convocados por el ministro de Cultura José Guirao: la vicepresidenta Carmen Calvo, Felipe González, Amelia Valcárcel, Fernando Delgado, Imanol Arias, Cayetana Guillén Cuervo, entre otras, dirán a lo unísono que están «con Carmen». Manifestaciones de afecto, recuerdo y admiración a una mujer vanguardista, pionera en casi todo y maestra de tantas generaciones de políticas, ministras, estudiantes o empleadas del hogar, lo mismo da. Carmen…

  • Artículos,  Levante-emv,  Opinión

    Los hombres, ¿dónde están?

    El silencio, como la apatía moral, es ideología. Un hombre que no se posiciona ante la desigualdad, ¿qué clase de hombre es? ¿Qué modelo de ciudadanía representa? ¿Con qué se compromete? Es toda una anomalía que en los cursos que imparto -de masculinidades disidentes, feminismo, prevención de la violencia de género, lenguaje inclusivo, educación afectivo-sexual- apenas asistan hombres. Un síntoma de degeneración moral, de hombres satisfechos con sus privilegios, encantados con el modelo de masculinidad hegemónica que representan y expanden con pésimo ejemplo. Hagan la prueba. Asistan a un curso cuya temática sea la Igualdad, entendida en un sentido amplio, y verán que la immensa mayoría de asistentes serán mujeres,…

  • Levante-emv,  Opinión

    Misoginia y salomoncitos

    Nuestra maestra Celia Amorós, referente de tantas, denunció en 2017 a tantos «salomoncitos que pululan por las instituciones de la sociedad patriarcal dictaminando en las cuestiones que afectan a las mujeres». Su análisis sigue vigente como toda su intensa obra. Diría que la plaga de «salomoncitos» se expande y quien esto firma no da abasto para responder a tanta indigencia mental, sea el caso del Papa Francisco –se decía moderno y me da un ataque de risa– o el del nieto de Pablo Picasso, por referirme a varios miserables de gloriosa actualidad. El patriarcado se rearma: la batalla campal mediática, alentada por estúpidos de nota, da un plus de activismo…